CARITAS

Caritas

El primero, es un cartel para despertar conciencias. No es un negrito ni un refugiado ni un pobre sin hogar. Es una niña guapita y rubita: ¿tu hija? ¿Tu sobrina? Es un puñetazo en el estomago para que se afloje tu bolsillo.

El segundo es una referencia a la Rue del Percebe de Francisco Ibánez y el último es directamente un juego de palabras para despertar la generosidad.